Noticias

Beca para un Sueño

Cuando creemos que una beca puede llegar a ser el ticket dorado que nos abrirá las puertas a una vida mejor.

Hace unas semanas el CONCYTEC, Consejo Nacional de  Ciencia y Tecnología, estuvo en boca de todos cuando decidió reducir la edad para los postulantes a las becas de maestrías y doctorados a un máximo de 27 y 35 años respectivamente. Y es que se dice que esos son los estándares internacionales; pero ¿cuándo el Perú ha estado alineado al modelo educativo de grandes países europeos, o sin ir muy lejos al de nuestros vecinos, Chile o Argentina?

Lo bueno, lo malo y lo feo

Ahora bien, no todo es color de hormiga. En nuestro país contamos con dos grandes entidades que ofrecen becas a jóvenes en edad estudiantil. Una de ellas es el PRONABEC, Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo. Este sistema ofrece dos grandes tipos de ayuda: La Beca 18 y La Beca Presidente de la República. La primera dirigida a jóvenes que cuenten con un alto rendimiento académico y que estén en situación de pobreza -o pobreza extrema- y que deseen estudiar su pregrado en una universidad privada o pública.

El cierre de inscripciones se realizó el pasado 9 de febrero con más de 14 mil jóvenes aptos para participar  en este concurso de becas. Cabe resaltar que de los postulantes, el 65% se encuentran en pobreza extrema, y el 35% en situación de pobreza.

Además de su selección ordinaria, esta beca tiene un programa extraordinario dirigido  exclusivamente para poblaciones como Huallaga, Albergues, VRAEM, Fuerzas Armadas, Educación Intercultural Bilingüe (EIB) y para las víctimas de la violencia política (Repared). Los participantes de este concurso vienen de diversas partes del país resaltando: Piura con 864, Cusco con 696, Cajamarca con 689, Junín con 617 y Apurímac con 607.

Son diversas historias de sueños y esperanzas forjadas en un concurso que sólo dará como ganadores a la cuarta parte de sus postulantes. Un  punto a favor es la descentralización con que esta institución cuenta. “Son 30 las oficinas que la institución tiene  en todo el Perú y se apunta a que sean 50”, señaló Raúl Choque, Director Ejecutivo del PRONABEC.

Por otro lado tenemos la Beca Presidente de la República, la cual no es otra que un programa de becas de  maestría internacional, dirigidas especialmente para las áreas de ciencia y tecnología, ingenierías, ciencias de la salud y educación. En este caso el profesional titulado debe cumplir con una serie de requisitos que lo hagan elegible a este tipo de becas. Se tomará en cuenta los trabajos que haya realizados, así como investigaciones y/o publicaciones; asimismo que haya pertenecido al tercio o quinto superior de su carrera y su nivel socioeconómico.

Finalmente el PRONABEC nos ofrece también los famosos Créditos Educativos. Préstamos personales ofrecidos a estudiantes y profesionales de nacionalidad peruana para financiar sus estudios de pre y posgrado en forma total o parcial, tanto en el Perú como en el extranjero. La tasa de interés efectiva anual es equivalente a la tasa interbancaria del 4.22%.

 Cabe resaltar que de los postulantes, el 65% se encuentran en pobreza extrema, y el 35% en situación de pobreza.

Así encontramos el caso de Martín Chávez de 20 años quien postula a un crédito educativo para pagar su carrera de ingeniería industrial. Este joven buscó información en la misma página web del PRONABEC donde se enteró del sistema al que podía acudir. “Estoy recurriendo a este sistema-y no al de beca- porque no cuento con los requisitos para lo segundo, que es no haber estudiado ninguna carrera previamente, ya sea en un instituto o universidad”, señaló Martín.

Por otro lado, tenemos al CONCYTEC el cual es la institución máxima de ciencia y tecnología en el país. Ya habíamos mencionado el problema que se suscitó por los límites de edad que hace unas semanas se impusieron por parte de dicho organismo, lo que a muchos les ha parecido que es una discriminación, desde el punto de vista que dicha institución señala que el principal objetivo de las becas es incentivar y captar al talento joven, lo cual nos lleva a preguntarnos ¿acaso el talento tiene edad?.

Afortunadamente aún existen historias  con finales felices. Este es el caso de Rocío Gamarra bióloga de profesión quien postuló en el 2006 a una beca de maestría en Ecología Marina en la Universidad Libre de Bruselas en Bélgica. Ella se enteró de este programa por medio de un seminario de becas promovido por el CONCYTEC, convocatoria que fue difundida a través de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, donde ella estudió.

El caso de Rocío fue un tanto excepcional porque tuvo la oportunidad de estudiar previamente el inglés y luego el francés, lo cual fue probablemente el motivo para que le otorgaran su beca a Bélgica. “He escuchado que muchas becas de alta especialización se pierden por falta de información o postulantes, y creo que una de las más grandes barreras es el idioma. En mi caso, no era la primera vez que postulaba a una beca, ya lo había hecho sin éxito, a una en  USA, por lo cual decidí ampliar mis posibilidades y estudiar francés, el cual me sirvió de mucho, dado que finalmente en Bruselas, donde cursé mis estudios, el 90% de los habitantes hablan dicho idioma y es uno de los oficiales de este país. Personalmente, creo que en mi caso ese fue un plus”. Definitivamente la obtención de una beca o crédito educativo no es un camino fácil pero tampoco  es imposible. Los pros y contras están sobre la mesa, sin embargo como bien dice el dicho “no hay peor gestión que la que no se hace”.

 beca-sueño-MARZO-02

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo Popular

To Top